Constitución de empresas

Constitución de empresas

Cada vez es más frecuente tomar la decisión de crear un negocio propio. Si bien esta decisión puede reportarnos grandes beneficios, debemos tener en cuenta que crear un negocio es un proceso de cierta complejidad, en el cual deberemos ir completando una serie de pasos.

En primer lugar, será muy importante tener clara nuestra idea de negocio, es decir: qué producto o servicio queremos ofrecer, para quién irá dirigido, qué canales de venta usaremos para ello, etc. Es conveniente tener estudiado el mercado en el que nos vamos a mover, para recopilar información sobre nuestros potenciales clientes y sobre otras empresas de la competencia.

Posteriormente, también habrá que tomar la decisión de escoger un tipo de sociedad determinado. En España existen varios tipos de sociedades, como son la Sociedad Anónima, la de Responsabilidad Limitada, las Cooperativas, y otras. Decantarse por una u otra tendrá mucha trascendencia, ya que existirán unos requisitos que tendremos que cumplir. Lógicamente, hacer este paso será más sencillo si nos dejamos guiar por medio de una asesoría, ya que nos ayudará a tomar la mejor decisión en base a nuestras circunstancias y preferencias. En nuestro Despacho de Bilbao le explicaremos los diferentes tipos societarios que se pueden encontrar, de forma que pueda elegir de manera informada cuál es el que más se adapta a usted. Para ello, como hemos mencionado, tendremos en cuenta factores como el capital del que se dispone, el número de socios con el que cuenta y sus preferencias de negocio.

En tercer lugar, cuando ya tenemos una idea de negocio y hemos decidido qué tipo social encaja mejor en nuestro caso, será momento de poner en marcha la maquinaria para crear de forma definitiva nuestro negocio. Esta parte es laboriosa, ya que tendremos que hacer trámites ante distintas Administraciones:

  • En Hacienda, solicitando el Número de Identificación Fiscal (NIF), además de darnos de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas, entre otras cuestiones.
  • En el Registro Mercantil, donde deberemos obtener una certificación negativa, es decir, una certificación de que no hay ninguna empresa con el mismo nombre. Posteriormente, también tendremos que legalizar los libros de sociedades.
  • En la Oficina Española de Patentes y Marcas, pues aunque hayamos registrado anteriormente una denominación en el Registro Mercantil, no significa que la tengamos protegida como marca.
  • En el Ayuntamiento, también es posible tener que hacer algunas solicitudes, por ejemplo, si queremos remodelar un local o si vamos a realizar una actividad económica por primera vez.

Con el fin de agilizar los trámites y hacer que el proceso le resulte más cómodo, nuestra asesoría podrá gestionar todas estas cuestiones y ayudarle a crear su negocio en el menor tiempo posible. Es normal que al principio nos sintamos un poco desbordados, sobre todo si es la primera vez que nos iniciamos en el mundo empresarial. Una asesoría resultará imprescindible, tanto para no cometer errores con el proceso, como para hacerlo más sencillo y evitar que los trámites se alarguen más de lo previsto.

Una vez que la empresa ya se ha creado, todavía será necesario hacer algunas gestiones más. Por ejemplo, si vamos a contratar trabajadores, tendremos que cumplir con las diferentes formalidades en materia laboral y de Seguridad Social. Gracias a que contamos con un equipo pluridisciplinar, este aspecto será más sencillo y haremos que pueda tener su negocio listo en todos los aspectos. De este modo, nos encargaremos de dar de Alta a los trabajadores, además de redactar y formalizar sus contratos para cumplir con todo lo que exige la Ley. También le informaremos de cualquier otra cuestión relacionada, como por ejemplo, la reciente normativa en materia de Protección de Datos, que ha supuesto una adaptación para las empresas españolas y de la Unión Europea. Todas las empresas, sin importar su tamaño, tienen que cumplir con la normas de Protección de Datos, pues en caso contrario nos encontraríamos ante cuantiosas multas.

Los servicios que ofrecemos están disponibles tanto para pequeñas y medianas empresas, como para empresarios autónomos, y también para empresas de gran tamaño. Igualmente, nos adaptamos a cualquier tipo de actividad al que se dedique la empresa. De esta forma, tanto si su negocio es de gran tamaño como si se tiene una pequeña empresa, podrá dejar su gestión en nuestras manos y centrarse en la actividad principal.

Nuestro trabajo se centra de forma exclusiva y totalmente personalizada en cada cliente, adaptándonos a sus necesidades concretas. Cuando nos reunamos con usted, estudiaremos con detalle la situación y trazaremos un plan de trabajo, orientamos en este caso a crear su negocio y a ponerlo en marcha con todas las garantías. Una vez esté creada su empresa, si lo desea, podrá seguir contando con nosotros y le ayudaremos a gestionar la contabilidad, fiscalidad y los aspectos laborales del negocio. Aconsejamos a nuestros clientes que nos pidan cita previa, para poder ofrecerles una atención más rápida y eficiente: para ello, simplemente puede llamarnos por teléfono o contactar a través de esta misma web, y le daremos respuesta lo antes posible.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE